lunes, 19 de noviembre de 2018

Limites


“Dicen que:
‘nadie cambia de la noche a la mañana’
pero se equivocan,
uno se puede levantar un día y decir:
‘ya no más’.”
(del web)


Hemos escuchado incontables veces, que hay que aprender a poner límites, que tal y como dice esta cita, un día te levantas y dices : “Ya no más…”
También se ha dicho hasta el cansancio que nadie cambia de la noche a la mañana, que en realidad, “nadie cambia” que ya traemos incorporado lo que traemos y que es muy difícil, por no decir imposible, un cambio.
Sin embargo, yo creo que sí cambiamos (aunque sea a nuestro pesar, o aunque no nos demos cuenta). Cambiamos simplemente porque vamos creciendo, envejeciendo, y por lógica, nuestra forma de ver las cosas evolucionan, se modifican y esto, trae cambios.

Pero hay también muchas personas que se aferran por ejemplo a sus creencias, y no hay forma de moverlas de una postura, un prejuicio, o una costumbre. Y aquí es donde entran en juego las interacciones en las relaciones del orden que sean.
¿Tenemos entonces que “aguantar o soportar” que el otro sea así?
En nombre del cariño que le tenemos (o nos tienen) hay que mirar para otro lado o justificar determinadas conductas. Y no hablo de cosas graves, sino simplemente de formas de proceder, de hablar, de manifestarse.
¿Hasta cuando tenemos que aguantar, o tienen que aguantarnos?
Yo estoy convencida de que hay de verdad un día en que una se planta y dice: “Hasta aquí”.

En esta ocasión voy a personalizar con algo mío. He descubierto no hace mucho, que yo con lo que no puedo es con el desamor. Puedo perdonar, aceptar, incluso aunque me enoje, aguantar. Pero no puedo con el desamor. Ese es mi límite. La no consideración, la manera agresiva de hablarme, o simplemente el “no registro” de lo que soy puede acabar con una relación del orden que sea.

Y para ti… ¿cuál es tu límite? ¿Crees de verdad que no podemos cambiar? ¿Sientes que has cambiado o en el fondo sabes que no lo harás?

Esperamos tus comentarios como siempre!
Luna & Alma

14 comentarios:

  1. Buen lunes queridas amigas ..como es habitual la propuesta es genial ..vamos a ver como me expreso allá va.
    El cambio de la noche a la mañana no creo mucho en él , más bien cuando tienes situación hay siempre una gota que es la que colma el vaso y dices hasta aquí .
    Por otra parte las personas vamos cambiando poco a poco la edad como bien has dicho nos hace evolucionar sino sería restar en nuestras vidas y soy de las que opinan que sumar es mucho mejor , ya que enriquecemos nuestro alma . Ahora bien hay cosas que ya vienen de los genes , ya sea por educación o por el medio donde nos educamos .Por otro lado creo que a todos tan bien nos pasa que depende el grado de cariño o amor que tengamos a una persona soportamos ciertas cosas , lo que no ocurre las mismas acciones con personas que no soportamos , ese baremo lo tenemos todos .
    Lo que nunca deberíamos soportar son las faltas de respeto de nadie , y a la primera de cambio dejar bien claro que ese camino no es correcto , pero no solo en la pareja sino en todas las relaciones sociales , trabajo , familia ,amigos y un etc.. eso es para mi fundamental , discusiones , enfados por supuesto que se tienen a lo largo de nuestra vida pero sin pasar esa raya que todos debemos en cuenta ..
    Y por último la vida y las circunstancias hacen que nuestros pensamientos y sentimeintos vayan evolucionando pero eso sí ...para mejorar nunca para retroceder.
    Un fuerte abrazo queridas niñas os deseo una gran semana .besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campi, por supuesto que no hablamos de cosas graves, agresiones o faltas de respeto.
      Esos cambios van siendo necesarios, porque la vida nos va poniendo en diferentes tesituras,y lo que aguantábamos siendo jóvenes por ejemplo,ahora que tenemos unos años más ya no toleramos.
      Yo creo que hay un momento para todos en que decimos "hasta aquí". Y creo que eso también nos ayuda a posicionarnos de otra manera en la vida.
      Gracias Campi!!

      Eliminar
  2. Hola Campirela, pues estoy totalmente de acuerdo, claro que se puede cambiar a cualquier edad, al contrario de lo que siempre se ha dicho..."ya es tarde para cambiar" falso!...
    No podemos cambiar a nuestros padres, pero sí nuestros pensamientos, decisiones y posiciones en la vida, y para nada se es una veleta, hay que ir con el viento y quedarnos con lo que nos apetezca en el camino. Siempre con respeto claro, y sí, queda mejor en vez de cambiar evolucionar, en todos los niveles, y en esa evolución quedarnos con lo que nos haga más felices.
    Un placer siempre leerte amiga.
    Que tengas un buena semana.
    Un beso Campirela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Carmen,siempre podemos cambiar, desde la consciencia sobre todo..no desde la exigencia!
      Gracias!

      Eliminar
  3. A veces se cambia de la noche a la mañana. Creo que eso ocurre cuando te llevas tal sorpresa con la otra persona que te cambia completamente el chip y dices : hasta aquí hemos llegado. A veces parece que hemos cambiado de la noche a la mañana , pero no es así y ese cambio es algo que se venía cociendo desde hace tiempo. Entonces no es tanto un hasta aquí !! sino más bien un abandono progresivo y se termina en una situación de distancia con el otro.
    En cuanto a los límites estoy un poco contigo. No diría tanto el desamor en mi caso, porque oye si han dejado de quererte pues que le vamos a hacer. Duele, pero debemos asumirlo. Más bien mi límite está en el desinterés, la falta de respeto, la falta permanente de atención, y como no en la falsedad. Lo peor no es la mentira, lo peor el la falsedad y el engaño, la perdida de la autenticidad. Ahí están mis límites.

    Muchos besos y que paséis un buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Sueño, me refería al desamor integrando todo lo que dices, dejar de querer,dejar de respetar,el no tener ni demostrar interés ni atención,el no registro del otro en definitiva.
      Gracias!

      Eliminar
  4. Vamos poniendo excusas por propia conveniencia, disfrazando realidades hasta que un día te miras al espejo y ves a otra persona distinta que te habla ... es la revelación de que todo tiene un límite y un día, y ese momento ha llegado, y te puedo asegurar que no hay marcha atrás. Las decisiones de peso o sentimiento cuestan mucho llevarlas a cabo, pero cuando se da ese paso estoy convencida de que no es reversible.

    Mil besitos mis queridas amigas y muy feliz semana ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se da el paso, Auro querida todo cambia, aunque apenas se note.
      Cambiamos la piel, y esa piel que es nueva aún está en carne viva, y tiene que empezar a curtirse otra vez.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  5. Todos cambiamos, no solo físicamente, también interiormente, porque vamos sumando experiencias, asimilándolas en lo posible y es parte del proceso de crecer y vivir. Nada permanece intacto en la vida, tampoco nosotros. Y cada proceso de cambio es personal, solo uno mismo puede evolucionar desde sus propias experiencias de vida. Y allí entra la relación con el resto, que también está en su propio proceso, es cuando uno aplica lo que ha aprendido o no, no solo utilizándolo en lo propio, también con los demás.

    Besos dulces y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, por eso creo que justificarse diciendo: "es que yo soy así" es una falacia,es la excusa perfecta para mantenerte en una postura rígida o equivocada. Quizás solo aunque sea para tener razón.
      Un beso!

      Eliminar
  6. Pues… lo primero de todo, decirte que duele saberte pasando por un momento; por lo que indican tus reflexiones; más bien amargo. Recibe todo el ánimo que soy capaz de enviarte a través de la distancia y todo el apoyo moral necesario para que no pierdas el norte ni dejes de disfrutar de todas las cosas buenas con las que, a buen seguro, cuentas.

    Respondiendo a tus preguntas, lo cierto, poco que decir más allá de manifestar mi total adhesión a tus palabras. ¿Cambiamos? Pues sí. No como quisiéramos, no cuando nos gustaría y, muchas veces, no como deberíamos, pero cambiamos, resulta inevitable.

    No obstante, hay ocasiones en las que podemos modificar nuestra actitud en la dirección correcta. Eso es, ni más ni menos, lo que pretendo hacer en tu caso poniendo fin al agravio comparativo que, hasta ahora, se estaba produciendo entre nuestras dos casas. Y es que, a pesar de las múltiples coincidencias que se han ido manifestando entre ambos, y de la más que notoria afinidad de caracteres de la que podemos presumir, no me estado haciendo eco de tus palabras ni me he dejado ver por estos contornos como la más elemental de las cortesías haría suponer.

    Espero que esto sirva de respuesta y ejemplo a las cuestiones que nos planteabas.

    Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para tu presente y posibles futuros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... vaya sorpresa que me has dado Qarpatian Q, y muy agradable sin dudas. Esta casa es la que comparto con una gran y queridísima amiga, LunaRoja... mi blog personal, el que te invito a conocer sin más pretensión que tu paso silencioso si quieres, es este: https://byalmabaires.blogspot.com/

      Leyéndote no deja de sorprenderme el que alguien pueda percibir mi estado de ánimo por aquello que escribo o los textos que elijo publicar. Una amiga los otros días realizaba una entrada donde manifestaba esto mismo, diciendo cómo era posible que alguien que, convengamos, nos conoce poco y nada, pueda darse cuenta de estas tonalidades de nuestra alma y, en cambio, no lo haga quien sí está a nuestro lado. Pero, tú eres alguien con una excelente capacidad de observación y muy detallista, lo sé.

      Es verdad que cambiamos, voluntaria o involuntariamente, pero lo hacemos. Porque crecemos, porque maduramos, porque evolucionamos, en el mejor de los casos. Pero también es verdad que estos cambios no siempre son como quisiéramos, o como nos gustaría, o no lo suficientemente rápido como desearíamos. Aún así, si es para bien, si es en busca de esa felicidad a la que tanto deberíamos aspirar, entonces, bien venga el cambio.

      Con respecto a tu cambio de actitud para mi casa, si bien me dé muchísimo placer el hecho de contar con tu presencia y tu visión "poco ortodoxa", quisiera dejar en claro, que jamás lo he tomado como un agravio; justamente por esa afinidad de carácteres, sé, o mejor dicho, siento más que justificado el motivo de tu ausencia.

      Hace unas semanas atrás, en uno de los días más grises de los últimos tiempos; alguien, a quien no me une una gran amistad, ni lazo familiar, se acercó a mí para reconfortarme... y me quedé tan maravillada de ese gesto, que inmediatamente recordé la frase que mi abuelo siempre me repetía "Doctor se hace, Señor se nace..." [hasta le dediqué una entrada musical: https://byalmabaires.blogspot.com/2018/10/vdln-119.html] ...hoy contigo, vuelvo a recordarla y a confirmarla una vez más. Gracias.

      Un beso, deseándote la más bella y serena noche.

      Eliminar
  7. Creo que nacemos con una esencia indeleble, evoluciona y se transforma, pero es la que es. Y esa esencia es la que se percibe en cada uno de nosotros, y la que seremos el resto de nuestras vidas. Otra cosa es la conducta o la forma de gestionar la vida. Eso sí te lo dan los años y la experiencia, así como esa vara de medir nuestros límites. Mi sensación personal es que cada vez “soporto” menos aquello que no me llena ni me suma, voy sacando la paja de mi vida, y dando importancia solo a lo que en verdad, y desde mi punto de vista, la tiene. Y en cuanto a una relación, el perdón es fácil, otra cosa es olvidar, y ahí es donde reside el desgaste. Todo aquello que resta salud por ese malestar mental y sentimental, a largo o corto plazo pasa factura, por lo tanto, ese es mi límite. En el momento que una situación o persona, me crea ese estado permanente, sé que debo atajarlo.

    Un abrazo enorme para las dos, mi preciosas amigas 💙💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Gine, creo que quizás en nombre de una relación del orden que sea, que queramos sostener, se puede cambiar, es decir,desde el diálogo y el cariño,podemos limar esas pequeñas cosas que irritan o que causan roces. Creo que eso forma parte del crecimiento del ser.
      Un beso enorme!!

      Eliminar