lunes, 8 de junio de 2020

En tu lugar

"Pero una cosa es cierta: no me atrevo a juzgarte. Sé que cuando uno ve las cosas desde afuera, cuando uno no se siente complicado en ellas, es muy fácil procalamar qué es lo malo y qué es lo bueno. Pero cuando uno está hasta el pescuezo en el problema (y yo he estado muchas veces así), las cosas cambian, la intensidad es otra, aparecen hondas convicciones, inevitables sacrificios y renunciamientos que pueden parecer inexplicables para el que sólo observa."
("La tregua", Mario Benedetti)


Hay personas que cuando se les cuenta algo tienden a pensar que se está buscando una respuesta, una solución a lo dicho; y entonces se suelen soltar frases del tipo: "sé cómo te sientes "; "sé por lo que estás pasando"; "yo en tu lugar..."; "lo mejor que podrías hacer..." ...y quien más tenga, más diga. Pero no creo sea esto lo que alguien busca cuando expresa lo que está pasando, lo que siente, lo que vive.

Y tal vez esto no sea ni siquiera la verdadera empatía... hace unos días escuchaba una charla de Marwan y en un momento dijo una frase que me hizo eco: "empatía sea tal vez vaciarse de uno para llenarse del otro" y, así, mirar con los ojos del otro. Y esto es tan, pero tan difícil de realizar.

Porque uno es sus circunstancias; uno es su historia, es todo lo vivido y que ha hecho que lleguemos a ese punto en el modo en que lo hicimos. Entonces, ¿cómo se puede suponer que puedo colocarme en el lugar del otro? ...es simple, no puedo. Porque, aún si dos viven la misma exacta situación, la experiencia no será la misma, ésta dependerá de quiénes somos, de todo lo antes vivido.

Tal vez deberíamos aprender a que no siempre debemos dar respuestas, porque nadie nos está haciendo preguntas. Tal vez sólo debemos escuchar, no simplemente oír lo que nos dicen... escuchar al otro; extenderle los brazos, brindarle un refugio donde hacer nido; recordarle a ese otro quién es, que todo pasará y que mientras tanto, puede contar con uno.

Alma & Luna

43 comentarios:

  1. Buenos días lindas, el tema es sumamente interesante es cierto que muchas veces no encontramos las palabras adecuadas a temas difíciles o complicados .
    Cuando tenemos un problema de alguna manera hay que desahogarse y para ello están los amigos. A veces incluso sin saber porque tan bien podemos desahogarnos con alguien que apenas conocemos y quizás estas personas nos den la mayor de las soluciones, ya que no se involucran por sentimientos sino más bien por razonamientos .
    Siempre esperamos respuestas y soluciones que tal vez no se tengan en el instante por eso un silencio y un abrazo a tiempo es el mejor de los consuelos que podemos recibir ...
    Cada problema es diferente en las personas, por ello cada una de ellas necesita una respuesta..pero repito la mejor de todas es escuchar y abrazar ...después se tomarán decisiones siempre que nos las pidan..
    Un abrazo y os deseo una genial semana.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Campi... yo creo que a veces uno no busca ni respuestas ni soluciones; solamente compartir lo que sucede, lo que se siente, hacer que el peso no sea tanto.

      Besos!

      Eliminar
  2. Bom dia:- E será que quem está falando connosco, implicitamente, não nos está a fazer perguntas?
    .
    Bom inicio de semana
    Cumprimentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no creo R y k @ r d o, que quien te esté contando algo te esté implícitamente haciendo preguntas, sino simplemente compartiendo algo con un amig@.

      Buen inicio de semana para ti también.

      Eliminar
  3. Cierto, chicas. Nadie puede sufrir el daño que sufre el otro, ni el dolor, ni sentir la alegría... Solo apreciarla. Pero el deseo de empatizar, de consolar al otro, es, creo, inherente al ser humano de buen corazón. Solo los sicopáticos carecen de empatía. Sí, puede que sean frases "vacías" pero, del mismo modo que nosotros no podemos ponernos en el lugar del otro, tampoco el otro puede sentir lo que nosotros sentimos al expresarlo. En ocasiones, el silencio y un abrazo es la mejor respuesta porque, de alguna manera, por mucho que digamos necesitamos ese aliento o ese acompañamiento tanto en el dolor como en la alegría.

    Un beso enorme a ambas. Feliz semana.
    Por cierto, la introducción como la frase son preciosos. Marwan es increíble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Mağ, a veces el silencio y un abrazo es lo mejor que el otro te puede donar... y tú, tú sabes muy muy bien de eso... y te digo gracias, siempre.

      Besisssssssssssssssssss!

      Eliminar
  4. Cada persona es un mundo y nadie actuará de la misma forma ante la misma situación. Está el empático que dará toda clase de ayuda y el que solo se acerca para escuchar y acompañar... de nosotros depende cuál aceptamos o cuál somos.

    Un buen tema para debatir, chicas.

    Mil besitos con cariño para cada una y muy feliz comienzo de semana ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente Auro, estoy de acuerdo contigo... yo sé qué tipo soy.

      Besotes infinitos ♥♥♥

      Eliminar
  5. La mayoría de las veces lo único que necesita esa persona es simplemente desahogarse y no que le demos nuestra opinión. Mucho menos nuestra indiscutible solución.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran verdad, Macondo... y con la que estoy plenamente de acuerdo.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Sé lo que es eso, hay momentos en la vida en que uno solo necesita expresar y sacar desde dentro lo que guarda, es cuando no requiere de consejos o respuestas, tan solo el oído atento de quien sabe escuchar, contener, comprender y hacer suya la experiencia del otro, porque es como dicen, cada vida es distinta en cuanto a las vivencias y cada personas las experimenta a su manera, por ellos las vivencias se pueden transmitir, pero significa que para otro será de la misma manera.

    Besos dulces y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Dulce, cada uno es un individuo en sí mismo, tan único y especial como el más... y saber escuchar es un don que pocas personas tienen, y a ellas las llamamos "amigos".

      Besos grandes.

      Eliminar
  7. hace tiempo alguien me dijo que le gustaba hablar conmigo por eso, porque me limitaba a escuchar.. me pareció algo muy bonito, la verdad..

    Lo cierto es que me cuesta opinar por eso que comentas, porque desde fuera todo parece sencillo, pero cuando andas con el barro hasta las orejas es jodido saber qué hacer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso que te han dicho, Beauséant, es uno de los mejores cumplidos que se pueda recibir.

      Eliminar
  8. Menos mal que también piensas como yo creo pensar.
    No dudo de que la gente que nos quiere sólo sepa animar con esas frases que cuando uno está mal,no nos valen para nada
    EL problema está en cada uno y cada uno lo vive a su manera,desde su forma de ser y sentir.Cuántas veces me han dicho:"lo que tienes que hacer es..."y me canso de esos consejos.Por eso,es mejor escuchar a quien te habla,dejar que abra su herido corazón.EL silencio puede ser sanador
    La frase es muy adecuada.Y si la la empatía no se consigue al cien por cien,al menos a la mitad con buena voluntad
    Besucos y silencios,bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la pensamos exactamente igual.
      Yo cuando un amigo me confía un problema me gusta escucharlo, ofrecerle un abrazo y, sobre todo, la mayor parte de las veces, admitir que aunque no tenga ni la más pálida idea de lo que está pasando, yo estaré allí acompañando siempre, contra viento y tormenta... siempre.

      Besotes muchos muchos.

      Eliminar
  9. Es así, la misma situación nos afectaría de forma distinta a cualquiera de las tres.
    TAmbién creo, que depende del peso de la mochila que cada una lleva a sus espaldas...
    la empatía (que difícil a veces...) espero saber estar a la altura cada vez que se me necesite...
    Besotes a pares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura tú siempre has estado, estás y, seguramente, estarás a la altura de cualquier situación... lo sé, lo siento.

      Te quiero... besotes muchos, muchos.

      Eliminar
  10. Yo he pasado por las dos situaciones. Dependiendo de la gravedad, supongo, o de mi estado anímico de ese momento. Pero algunas veces el que la otra persona me diga “sé cómo te sientes”, o, sencillamente, me hable de una situación similar que ha superado, me alivia enormemente. De hecho, en muchas ocasiones necesito esas palabras porque me dan un empuje positivo. Otras, sin embargo, me basta con un abrazo, una mirada, o ese silencio que dice tanto o más que las palabras…
    En cualquier caso, y desde mi punto de vista, lo importante es ese lazo sincero en el que uno no ha de pensar si dice o hace lo correcto, sino en el que ambas partes actúan desde el corazón, expresando su ayuda como saben o pueden.

    Somos únicos y especiales; no hay nada establecido en cuanto a las emociones, y siempre que la intención sea desde el cariño y la ayuda incondicional, ambas partes comprenderán…

    Como siempre, tratáis muy interesante temas para debatir...

    Abrazos enormes, preciosas 💙💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te soy sincera Gin, desde hace muchos muchos años, desde que me enfrenté a una situación de la cual no podía hablar, ni tenía con quien, porque no era algo sólo mío y mucha gente se me acercaba y sin saber absolutamente nada, con sólo ver la punta de un iceberg, me decía: "ayyyy te entiendo porque a mí me pasa algo igual..." y yo empecé a preguntarme "¿cómo es que sabe cómo me siento si no sabe lo que siento?" ...y me prometí a mí misma cancelar ciertas frases de mi vocabulario... cuando un/a amigo/a me cuenta algo que no viví, que no logro imaginar y que de hacerlo seguramente ni siquiera estaría al inicio de lo que está pasándole, simplemente digo: "no tengo ni la más puta idea de lo que estás pasando, pero te prometo no soltarte, pase lo que pase... y cualquier cosa que necesites, cualquiera, yo estoy..." porque eso es lo que mi gran amiga ha hecho conmigo, y eso me salvó, porque no me dió soluciones ni respuestas, pero estuvo conmigo hasta que las encontré.

      Besotes gigantes!!!

      Eliminar
  11. Me encanta este post.
    Refleja (creo) el alma de este espacio. La empatía, el saber estar con y para el otro, sin juicio,sin aconsejar, simplemente intentando ponerte en los zapatos del otr@.

    Muchas veces solo necesitamos que alguien nos mire,y sentirnos escuchadas,contenidas, amparadas en un momento complicado, o en una decisión, o porqué no? en un momento de felicidad.

    A veces el silencio del que escucha sana más que cualquier palabra.
    He leído con mucho interés cada opinión, y me han gustado todas.
    Como siempre, extraigo de cada una algo que me sirve y me nutre.

    Gracias a tod@s!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo digo, te digo GRACIAS Ale, porque vos sos esa clase de personas que abraza y que haces sentir que estás, siempre.

      Te quiero... smu@cksssssssssssssssssss!

      Eliminar
    2. Y yo a vos,preciosa..eres como mi otra mitad con nuestras similitudes y diferencias!
      muackssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

      Eliminar
  12. Supongo que en casos así "necesitamos" decir algo para dar a entender a la otra persona que la hemos escuchado, que nos apena su dolor, pero es tan difícil hacerlo. Un silencia podría ser mal interpretado. Es difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil Dyhego... pero ¿por qué nos preocupa tanto el silencio? ¿o el reconocer que no sabemos, que no logramos imaginarlo? ...complicado.

      Eliminar
  13. Muito interessante este post, muito bom para se refletir. Meus parabéns.

    Arthur Claro
    http://www.arthur-claro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado el tema que planteas. Creo que es imposible vaciarse de uno para adoptar la experiencia del otro. Creo que la empatía se trata de ver al otro, verlo de verdad, entenderlo sin juzgar, sin pretender dar respuestas. En mi experiencia la palabra clave es validación. Validar el sentir de la otra persona, es quizás lo que todos necesitamos en algún nivel... que nos vean y nos validen como personas, que no nos juzguen por un acto, que vean más allá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Cristina a este espacio... yo creo que lo que tú dices, de ver al otro, de verlo de verdad, de no juzgar, creo sea vaciarse de nuestras circunstancias, a eso justamente me refería... verlo con los ojos del otro, algo muy, muy difícil, sin dudas porque como digo, uno es uno y sus circunstancias... aún así, creo que se puede "estar" y que el otro lo sienta así.

      Un besote!

      Eliminar
  15. Simplemente escuchando hacemos más de lo que creemos, pero no lo sabemos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, ... cuando nos escuchan realmente, nos están donando algo inmensamente hermoso.

      Un beso.

      Eliminar
  16. ALMA BAIRES

    El factor cronológico de una fecha no cuenta, cuando de saludar a una amiga se trata, por ello arrimo mi presencia a tu escrito y acompaño tu presentación, placer en visitarte amiga.

    Mi cariño para ti, buen finde.

    LÚCAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio que no importa el cuándo, LUCAS... lo bonito es que llegues y nos dejes tus huellas. Gracias por ello.

      Besitos para ti.

      Eliminar
  17. Pienso que cuando oímos bien,
    nos enteramos de que se trata,
    pero no para criticar, a veces
    el solo hecho de escuchar ya es
    una ayuda.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente que sí, Siby... el escuchar al otro es lo más importante la mayor parte de las veces...

      Besitos!

      Eliminar
  18. Aveces un abrazo es suficiente.
    Interesante escrito, saludos Alma y Luna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que muchas veces, Jorge... más de las que creemos seguramente.

      Un beso.

      Eliminar
  19. Muy interesante tu reflexión sobre la empatía, tan necesaria estos días.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío... me gusta leerte por aquí también. La empatía... tan necesaria siempre.

      Besos!

      Eliminar
  20. No te falta razón, Alma. Quizá sea para demostrarle a la otra persona que quiere ayudarle. O tal vez por decirle lo que haría en su lugar. En cualquier caso muchas veces es mejor escuchar en silencio agarrándole de la mano con un simple asentimiento de cabeza. Cada uno es como es.
    Buena reflexión la que planteas.
    Un beso :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gesto que mencionas, Gumer, es por demás hermoso... y sirve mucho, de verdad te lo digo.

      Un beso.

      Eliminar
  21. Precisamos ouvir e encontrar a razão para uma forte abraço!

    Beijos!

    ResponderEliminar