lunes, 14 de mayo de 2018

Expectativas


Una vez he leído: "La expectativa es enemiga de la felicidad."
Pero no es algo simple de hacer el no creárselas. Todos esperamos siempre algo. Un gesto de un familiar; el mensaje de algún amigo; una palabra de quien amamos. Estamos ya pensando qué hará el otro, cómo se comportará, qué escribirá, o qué decisión tomará. Y es allí donde inicia el error, donde inicia el camino que nos llevará a la desilusión.

Es equivocado esperarse de los demás aquello que pensamos quisiéramos hacer nosotros. Porque cada uno de nosotros es una persona diferente. Lo que para nosotros pueden ser puntos de fuerza y coraje; tal vez para otro puede ser una vulnerabilidad. Nos equivocamos si esperamos todo un día por un mensaje, simplemente porque nosotros lo hubiesemos hecho.

Lo mejor es "no esperarse nada"; que esto no significa dejar de lado sueños y anhelos. Porque muchas veces estas dos cosas se confunden. Cada uno de nosotros deseamos y soñamos situaciones, personas, palabras, gestos, elecciones; y esto está bien. Cada uno debe luchar hasta que estos sueños se hagan realidad. Pero esperarse algo de manera determinada significa imponer a ese otro lo que nosotros mismos deseamos, y que muy probablemente, nos desilusionará. Y no porque lo desee hacer, sino porque le hemos confiado una labor sin que supiera. Hemos sido egoístas, no hemos tenido en cuenta todas las variables que giran alrededor de las personas y de las situaciones.

Por lo cual, "no esperarse nada", significa evitar la desilusión, sobre todo aquella involuntaria. Porque si nosotros no nos esperamos nada, seguramente algo ocurre. Así que, no te esperes nada pero continúa a trabajar sobre tus sueños y deseos... deja que la vida te sorprenda.

Hoy ¿me hablas de expectativas?
¿Eres uno de hacerse muchas de ellas? Realmente, ¿es "responsabilidad" del otro la desilusión?
Piensa... reflexiona... esperamos tus respuestas.

Alma & Luna


22 comentarios:

  1. Las personas altamente emotivas somos poseedoras de un arma de doble filo. Actuamos con el corazón, somos “amadores” incondicionales, porque solo así no sentimos vivos… Pero, nos olvidamos que también somos cerebrales, también nos exponemos a esa razón que, de vez en cuando, nos cae como un jarro de agua fría, y es entonces, cuando la realidad choca contra ese estado de ensueño, nuestro yo intangible que da sin esperar y sin expectativas, y sin poder evitarlo (porque somos humanos) caemos en la desilusión. Mis expectativas siempre han sido sentir, no concibo la vida de otra manera. Y soy consciente de que nadie somos iguales (bendito sea), pero también sé que las emociones van por libre, y que nadie, aun cuando se lo proponga, puede controlarlas al cien por cien… Lo he visto, lo he vivido, y lo vemos a diario a nuestro alrededor. Podemos proponernos ciertas conductas para evitar la desilusión, como tantas otras cosas, pero, insisto, somos humanos, y no es nada fácil lidiar contra la ley o esencia más natural a la vez que hermosa: la humanidad (ser que siente y padece)…

    Yo llevo días en las que mis emociones están “tocadas”… Y no voy a decir que me guste, pero, tampoco voy a mirar para otro lado, voy a hacerles frente con mi mejor sonrisa, porque de lo contrario, no sería yo… Y sé que vendrán más… Que soy una montaña de subidas y bajadas… Que no puedo decir de esta agua no beberé… Que no voy a encarcelar mis sentimientos, aun cuando éstos, me hagan daño…

    Y que siempre nos lleváis de vuestra mano, a esas maravillosas e interesantes reflexiones en las que adentrarse… Gracias, una vez más, mis preciosas amigas 😊

    Bsoss y abrazos gigantes, y muy feliz semana que comienza! 😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Gine, así es... sin duda nos movemos en ese frágil equilibrio del corazón y la razón. A veces damos sin mirar ni un segundo nada, nos entregamos,somos nutridoras, y como es "casi" normal (yo me incluyo la primera) esperamos una devolución como mínimo de sentirnos "registradas" tenidas en cuenta etc.. en cualquier relación eh? no hablo solo de parejas. Tenemos esas expectativas con amig@s,hij@s, compañeros de trabajo, etc...etc...
      Sin embargo como comentamos en el texto, creemos que la respuesta volverá con la misma intensidad con que la emitimos. Y en general no es así. Por eso muchas veces nos frustramos. Porque perdemos de vista que "el otro" tiene sus propias percepciones,sus propios filtros y actúa según sienta y según sepa.

      Un besazo y gracias!

      Eliminar
    2. Es verdad que las personas emotivas o particularmente sensibles, siempre esperan en la medida que dan... y muchas veces, aunque no reciban, continuan a esperar. Pero llega un momento que hasta el más bueno de los seres se cansa, y llega la desilusión... sin embargo, ésta es sólo responsabilidad nuestra -la mayor parte de las veces- porque la desilusión viene por expectativas no cumplidas pero nuestras, no del otro... (espero haberme explicado... )

      Besotes enormes, Gin!

      Eliminar
  2. Hola amigas , es cierto que todos siempre esperamos que los demás se comporten más o menos como nosotros los tratamos y cuando no es así , sufrimos un pequeño desengaño .
    Pero no es menos cierto que debemos acatar la manera de nuestros amig@s, familias y demás parentela ..tal como son , no como quisiéramos que fueran.
    Por otra parte no es fácil no hacerse ilusiones con nuestro entorno lo difícil es adaptarnos a sus rutinas , ya que cada uno tenemos las nuestras el equilibrio queridas amigas es tener un ten con ten .Lo mejor de las Expectativas es que nos sorprendan así siempre estaremos esperando que pasara .... y mientras llega la espera seremos felices ya habrá tiempo después de pensar si fue acertada la espera....
    Un fuerte beso y un gran deseo ..abrir los brazos pq mi expectativa es daros ya mismo el achuchón muakkkkk feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campi,tú lo has dicho, no es fácil no hacerse ilusiones con nuestro entorno, sobre todo el que es más afectivo. Es que hemos sido educados así. Creo que hemos sido educados para esperar del otro, en vez de aceptar sus límites. Y también creo que desde que nacemos se depositan en nosotros muchas expectativas! qué haremos cuando seamos mayores, cómo nos irá en el cole, seremos obedientes y un largo etc. Crecemos ya envueltos en la expectativa y muchas veces en la exigencia.
      Es complicado deshacerse de todo eso,para dejar ir,y para aceptar lo que el otro te ofrece, aunque tú hayas dado mil veces más.
      Un besazo!

      Eliminar
    2. No, no es fácil no hacerse expectativas... pero se puede aprender, aprender a esperarse poco de los demás y a esperarse más de un@ mism@.

      Besotes Campi!

      Eliminar
  3. Es verdad que a veces esperamos de otros la respuesta que no llega y es sencillamente porque ni estamos en su cabeza, ni en sus más íntimos sentimientos.
    Recibiremos silencio, incluso recibiremos reproches y recibiremos palabras vacías y confusión. En fin todo lo que como humanos no es innato. Procurar no juzgar negativamente a esas personas es el mejor regalo que nos podemos hacer a nosotros mismos.
    En realidad sí, somos responsables de nuestra desilusión … con matices, claro.

    No podemos hacer otra cosa que ocuparnos de expresar y de sentir nuestros propios deseos, emociones y expresiones. Es en realidad lo poco que podemos controlar y lo que depende de nosotros. Cuando no esperamos nada, cuando nos hemos expresado a nuestro gusto y sin temores hacia esas personas y estamos en actitud abierta, es cuando a veces estalla una bella química o llegan las respuestas esperadas, a veces efímeras, a veces más permanentes, pero que vale la pena. Recibimos las más agradables sorpresas.

    Habéis terminado con una expresión que quizá no tenga la menor importancia pero la tiene “Esperamos tus respuestas”. Es bueno hacer llegar a otro que esperas algo pero lo difícil es hacerlo llegar. Y es que, o nos pasamos de sutiles o de explícitos, a veces de caóticos cuando no de invisibles…

    ... Muchos besos Alma&Luna y las mejores expectativas para esta semana :) 😘😘

    ResponderEliminar
  4. Ah Sueño Son! qué bueno todo lo que dijiste! me ha encantado y no puedo estar más de acuerdo. El aceptar sin esperar es el gran (y creo, único secreto) para no generar expectativas. Pero... es bastante complicado no? Creo que es algo que podemos ir trabajando pero,ya lo tenemos incorporado,como dije más arriba,por nuestra educación, por las propias expectativas por ejemplo de nuestros padres,maestros etc...desde la infancia.
    Y me quedo especialmente entusiasmada con tu último párrafo! "Esperamos tus respuestas" (también nosotras tenemos expectativas! )
    Un abrazo y muchísimas gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Complicado ? Puede :) Algún día lo charlaremos . Feliz noche.

      Eliminar
    2. No sólo he encontrado tu comentario muy inteligente y conciso; sino que lo que más me ha gustado es tu gran poder de observación... el detalle de la frase final creí pasaría desapercibido... :))

      Me quedo con eso de expresarle al otro lo que esperamos, lo que deseamos... comunicar es el secreto.

      Un beso y pasa una buena noche.

      Eliminar
  5. Mentiría si dijera que jamás tengo expectativas. Creo que son como ilusiones que uno se va haciendo
    Sea connpersonas o acontecimiento. También en parte son el motor que nos hace latir el.corazon. claro que sí no sucede nada nos ponemos.mal o nos duele. Pero evitarlas es un trabajo arduo. Bien tema a debatir. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOla! Creo que la sutil diferencia sería establecer lo que son "ilusiones" esas,que todos tenemos,que todos queremos cumplir,en forma de deseos y sueños.
      Y las "expectativas" que son las que se sobredimensionan (creo) y suelen ser las que si no se cumplen, nos dejan frustrados,desilusionados,enojados et, justamente porque esperábamos al menos reciprocidad.
      Me parece que ahora mientras escribía todo esto he dado con un costado que me resulta interesante para mi! ajajajjj
      Besos Demian.

      Eliminar
    2. Coincido con Luna en lo de diferenciar "ilusiones" de "expectativas"... es imposible no hacerse ilusiones, no soñar; pero tener expectativas que dependan del otro... eso es peligroso, y cuando llega la desilusión -porque esa siempre llega-, sólo podemos hacernos cargo de nuestra responsabilidad, por tal vez esperar más de lo que el otro tenía o quería darnos.

      Besitos Demian!!

      Eliminar
  6. Hay que separar formas en algunos conceptos y no generalizarlos. Uno puede tener expectativas ante algo, esperar algo ante un hecho y será lo más normal porque ponemos una cuota de ilusión en ello, así como en ciertas personas de las que esperamos algo. Y la desilusión llegará tantas veces, expectativas y decepciones son parte de la vida. No esperar nada sería como dejarse llevar por el viento.

    Besos dulces para ambas y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con lo que dices Dulce, justamente antes de leer tu respuesta,le respondía a Demian algo por el estilo. Establecer diferencias entre los conceptos.
      Tu mirada siempre es como muy objetiva y clara. Eso me gusta.
      Muchas gracias!

      Eliminar
    2. Contigo me repito, Dulce... pero siempre -o casi... jajajajaja- estoy de acuerdo con tus sabios comentarios. Hay que tener muy claros los conceptos, estos como todos.

      Besos grandes.

      Eliminar
  7. Expectativas con las personas y expectativas con ciertas cosas... Hace tiempo que dejé de esperar que otros hagan lo que yo hubiera hecho, es cierto, y me he descargado de esa "desilusión" por eso, cuando alguien responde con una grata e inesperada sorpresa... mi respuesta de agradecimiento puede ser desmesurada, porque es una forma de decir un GRACIAS por este regalo.

    En verdad, sin darnos cuenta cargamos al otro de una responsabilidad desconocida.


    Mil besitos mis preciosas amigas y muy feliz semana ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno Auro! Desprenderse de esperar algo. Es todo un ejercicio no? El no esperar nada del otro,y lo que hagamos sea absolutamente un impulso del corazón o del deseo.
      Me encanta lo que has dicho.
      Tengo mucho que aprender aún!
      Un besito!

      Eliminar
  8. Pues yo siempre espero algo porque para eso doy todo lo que puedo de mí. No vamos a ser políticamente correctos. Queda bien decir "no espero nada" cuando en el fondo siempre hay un pequeño agujerito por el que se cuela el sí.
    Luego está la expectativa según el campo sobre la que se extienda. Es amiga de la esperanza y prima hermana de la ilusión. ¿Acaso hacemos las cosas por nada? Siempre hay algo detrás. Que luego las cosas estén a la altura de lo esperado o de lo deseado ya es otra cosa. La falta de expectativas produce desidia a mí modo de ver.
    Creo que con el concepto "expectativa" hay otros que se le parecen pero no es lo mismo y los metemos en el mismo frasco. Lo que va con cabeza puede funcionar. Lo que va con corazón nos suele fallar.

    Un beso para ambas :-)

    ResponderEliminar
  9. YO creo también que siempre esperamos Maga, pero también creo que " la expectativa" en general nos sobrepasa, es decir, la ilusión también conlleva una espera, deseamos que se cumpla ese deseo,esa fantasía,esa respuesta que queremos.. pero la expectativa a mi entender,es casi depositar el poder en otra persona. Es decir, le otorgamos el poder de nuestra espera y esperamos esa devolución en la misma medida en la que nos entregamos. Y ahi, creo, que es donde nos perdemos cuando eso no llega nunca. Y sentimos el pinchazo doloroso de la desilusión.
    Me he liado mucho?
    Me encantó lo que dices!

    ResponderEliminar

  10. Es lo que mi marido me repetía a diario
    No esperes...
    Cuanto uno menos espera más feliz es
    Lo mejor es dar...
    Gracias mujer genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía mucha razón tu marido, lo complicado es no tenerlas a veces!
      Un beso fuerte Mucha!

      Eliminar